Cambia tu dieta, cambia tu vida

Cómo hacer batidos verdes

Consejos y recomendaciones


  • Haz tus batidos con verduras de hoja verde, frutas y agua. Siempre necesitarás esos ingredientes.  Aunque puedes  añadir frutos secos, semillas, aceites u otros, ten en cuenta que pueden hacer más lenta la digestión y asimilación de los batidos, así como provocar gases.
  • Has de rotar las verduras de hoja verde cada cierto tiempo: consumir la misma verdura continuamente hará que se acumulen en tu cuerpo cierta cantidad de toxinas que todas las verduras poseen, pero que el cuerpo puede eliminar sin problema en cuanto cambiamos de verdura. Puedes tomar durante varios días un batido a base de espinacas y después cambiar. Puedes utilizar: acelgas, espinacas, canónigos, lechuga de hoja de roble (utiliza siempre las de hoja más verde, no la iceberg por su escaso aporte), hojas de zanahoria, diente de león, col…
  • Evita también añadir hortalizas con almidón a tus batidos, como coliflor, coles de Bruselas, berenjena, calabacín, calabaza, zanahorias, judías verdes o maíz, ya que no combinan bien con la fruta y pueden producir gases.
  • Bebe el batido sin prisas, mezclándolo con la saliva para su mejor absorción. Y solo, sin acompañarlo con ningún otro alimento, de esta manera será mayor su beneficio nutricional. En ayunas sería lo ideal, o deja un espacio de media hora o cuarenta minutos antes de comer nada. Incluso lo puedes preparar y llevarlo al trabajo como un almuerzo.
  • Haz batidos sencillos y con pocos ingredientes. Una o dos verduras, y dos o tres frutas como mucho. Así serán más digestivos y nutritivos.
  • Tanto las frutas como las verduras que utilices han de estar en buen estado, es decir, prescinde de las  frutas sin madurar o maduradas en exceso, o de verduras que no tengan buen aspecto.
  • Utiliza productos ecológicos siempre que puedas ya que su valor nutricional es mayor que los de cultivo convencional.

 

 

Pequeños trucos para empezar

  • Empieza por una receta sencilla y sabrosa, añade alguna fruta que te guste.
  • Improvisa y haz deliciosos batidos de los que ya no querrás prescindir.
  • Haz el propósito de tomarlo todos los días durante quince o veinte días para valorar sus efectos. Después, puedes tomar un ritmo que se adapte a tus necesidades.
  • Aprovecha para utilizar los productos de temporada, esto te ofrecerá una gran variedad en donde elegir.
  • Es recomendable que al principio el batido contenga menor proporción de verduras de hoja verde y más de fruta para suavizar su sabor, así te irás familiarizando con nuevos sabores.
  • Progresivamente  has de ir aumentando la cantidad de verduras de hoja verde. Ten en cuenta que cuanto mayor sea esta, mayores beneficios te aportará.
  • Cuando añadas apio, perejil o rúcula, hazlo en pequeñas cantidades ya que tienen un sabor fuerte.
  • Anotar día a día y a modo de recordatorio el orden que llevas tomando cada una de estas verduras para hacer la rotación y así obtener la mayor variedad posible. Incluso puedes elaborar un recetario con aquellos batidos que más te gusten.
  • Si quedara un poco ácido, o su sabor no te acaba de convencer, puedes añadir un poco de miel para suavizarlo (pero no azúcar), lo habitual es incluir un plátano en casi todas las recetas, notarás la diferencia.

Cómo hacer un batido verde

  1. Lava bien los ingredientes. Te puedes ayudar de un cepillo.
  2. Comienza introduciendo las verduras de hoja verde en pequeños trozos en la batidora y añade uno o varios vasos de agua para triturar la verdura.
  3. A continuación añade la fruta troceada para facilitar la mezcla y vuelve a batir. Así se aprovechará toda su fibra.
  4. Utiliza agua de calidad, ya sea filtrada o embotellada.
  5. Intenta tomarlo recién hecho para aprovechar al máximo sus nutrientes. Si te sobrara parte de batido, lo puedes conservar hasta 24h en la nevera, en un recipiente convenientemente cerrado y a ser posible aislado de la luz.

4 Comentarios

  1. Natalia 10 meses hace

    Hola! Es conveniente agregar un poco de avena como uno de los ingredientes??

    • Autor
      Marta 10 meses hace

      Hola Natalia. Es una buena opción, si te gusta, adelante, ya que aporta muy buenas propiedades alimenticias, la avena es uno de los mejores alimentos que podemos consumir. No obstante, te recomendamos no agregar demasiada, porque el batido se queda pastoso y menos apetitoso. Hay personas que les gusta así, y otras que no tanto y prefieren los batidos bien líquidos. Otra opción también es echarla después de tener el batido hecho, lo que le aporta otra textura.

      Un saludo!

  2. Ana 1 año hace

    Buenas.
    Se pueden trocear y congelar las frutas y verduras, para ir disponiendo de ellas según se necesite? Vivo en un pueblecito donde en la única tienda que hay sólo venden las frutas más tradicionales. Nada de espinacas, ruculas, gengibre…..
    Muchas gracias

    • Autor
      Marta 1 año hace

      Hola Ana.
      Si, puedes hacerlo perfectamente. De hecho en verano es una gran idea para poder tener batidos más frescos o evitar que se caliente el batido si tu batidora es muy potente. Es una práctica totalmente recomendable para disponer todo el año de frutas y verduras fuera de temporada o que estén menos accesibles como es tu caso.
      Un saludo,

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Demuestra que eres humano: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.